1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>

Llega la PET a la República Dominicana

PDFImprimirE-mail


PET


Llegada de la PET a la República Dominicana
 
(PET: Tomografía por Emisión de Positrones)


Es una tecnología utilizada para el diagnóstico no invasivo de diferentes enfermedades preferentemente en los campos de Oncología, Cardiología y Neurología.  Una PET, es un equipo que hace adquisición de imágenes del cuerpo completo del paciente, luego de que se le administre una pequeña cantidad de material radiactivo en una de sus venas. Este  material viaja a través de la sangre y se acumula en órganos y tejidos.

Como su nombre lo indica, la PET utiliza positrones que emiten radiación, para producir una imagen y medir los procesos biológicos en vivo. Es decir, imágenes que ilustren la función fisiológica y específica del algún proceso molecular; por lo tanto, distinguen los estados funcionales, normales o alterados de una estructura anatómica específica. Por estas características la PET se ha convertido  hoy en día, en la herramienta diagnóstica más exhaustiva de la imagenología oncológica.

La década de los 90’s marcó el despegue y aplicación clínica del PET, tanto en Estados Unidos como en Europa.  En los últimos veinte años, el desarrollo tecnológico de la PET ha sido acelerado, creándose combinaciones de PET/CT (Tomografía por emisión de positrones/ Tomografía Axial Computarizada), dos equipos de diagnóstico por imagen  en uno sólo, aportando mayor resolución y precisión al diagnóstico.

La interesante tecnología aplicada y el aporte que hace el PET/CT, lo llevó a que en  el año 2000, fuera seleccionado por la revista Time como el  invento del año.


En Enero del 1998, tanto el programa básico de seguro de salud en los Estados Unidos para personas mayores de 65 años y personas con discapacidades, Medicare, como el programa administrado a nivel estatal que da protección médica y de hospital a personas con ingresos limitados y con muy pocos recursos, Medicaid, aprobaron el reembolso de las primeras aplicaciones oncológicas de la PET.

Hoy en día, varios países de América Latina, en los que se puede citar México, Venezuela, Colombia, Perú, Ecuador, Chile Argentina, Brasil y Uruguay, ofrecen a su población los estudios de PET.

A pesar, del alto costo que implica la instalación de un Centro PET (US$ 5 millones) en países en desarrollo como el nuestro, las evaluaciones de costo beneficio de la tomografía por emisión de positrones (PET), justifican la instalación del mismo. Se ha demostrado que emplear el PET significa ahorro, al evitarse otros estudios complementarios, evitar cirugías y hospitalizaciones innecesarias u optimizar terapias, sin considerar el mejor pronóstico y calidad de vida para los pacientes.

La materialización de los distintos proyectos Centros PET en Latinoamérica, se ha debido al esfuerzo mancomunado de distintos estamentos, tanto estatales como también privados y la cooperación de las sociedades científicas y gremiales.

Hasta el momento, a diferencia de otros países de Latinoamérica, el desarrollo de La Medicina Nuclear en República Dominicana, ha descansado principalmente en la inversión privada, siendo apoyada por un organismo local, como La Comisión Nacional de Energía y otro internacional, como la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA).


La PET representa en este momento la técnica más avanzada de la Medicina Nuclear, su llegada y desarrollo en la República Dominicana dependerá primordialmente de la inversión privada.  El proyecto PET no sólo traerá avance en la tecnología médica local, sino que de manera inusual en nuestro país, podría traer una unión estratégica entre diferentes centros privados de salud; en busca de mayor optimización de los recursos.
Resultaría agradable ver, cómo la llegada de una tecnología médica de punta a nuestro país, podría desencadenar efectivas relaciones médicas institucionales que darían como resultado grandes avances en el Sistema de Salud Dominicano.  

En la actualidad, los pacientes dominicanos, especialmente los que padecen de cáncer, que requieren un estudio de PET y  que poseen las posibilidades económicas para realizarse el mismo, se trasladan al extranjero a recibir dicha evaluación.

El oncólogo dominicano conoce de las utilidades y beneficios de la PET para sus pacientes, ya que le permite no sólo hacer una evaluación más apropiada de sus pacientes, sino realizar un enfoque de terapia personalizada, al ayudar a resolver algunas de las preguntas más frecuentes relacionadas con el cáncer, entre las cuales podemos encontrar… ¿Es maligna la lesión?, ¿el cáncer está diseminado?, ¿la terapia que se va a formular es óptima?, ¿está funcionando la terapia administrada? y ¿el tumor está controlado, o en recaída?

Todo ello sugiere que la inclusión de la PET en los Centros de Salud Dominicanos, será de gran contribución al desarrollo de un servicio de salud de calidad para todos.

Las necesidades y condiciones están dadas en la República Dominicana para darle la bienvenida a la Tomografía por Emisión de Positrones (PET).


Ho chi Ernesto Veras.
   Médico Nuclear


 

Durante la gammagrafía de perfusión, el médico inyecta albúmina radiactiva en una vena. A uno lo ubican en una mesa móvil que está bajo el brazo del escáner. La máquina rastrea los pulmones a medida que la sangre fluye a través de ellos con el fin de encontrar la ubicación de las partículas radiactivas.

Cisternografía